lunes, 22 de septiembre de 2008

El perdón en nuestras vidas


Hoy estaba pensando en lo importante que es el perdón.


Y me refiero tanto a pedir perdón como a perdonar. No sé si a ustedes les ocurre pero cuando tengo algun problema sin resolver, ya sea en el que yo deba pedir perdón o en el que yo deba perdonar, siento por dentro una especie de desasosiego que no me deja estar tranquila.
Sé que a veces cuesta trabajo pedir perdón , pero la tranquilidad que se siente cuando por fin se está en paz con todo, vale el esfuerzo.

Y que me dicen de perdonar? Para empezar, creo que debemos empezar por perdonarnos a nosotros mismos por cada error cometido, y una vez en paz con uno, perdonar a los que nos rodean, a nuestros mas cercanos y también a los que no lo son tanto.



Siempre recordaré cuando hice mi preparación previa al matrimonio, uno de los consejos que quedó grabado en mí fue "si tuvieron algún problema en el día, no se acuesten sin haberse pedido perdón y haberse reconciliado", y ya lo creo que ha sido útil.


Permite a tu corazón curarse del rencor y vivir en paz.



10 comentarios:

RAMPY dijo...

A mí me pasa exactamente igual. Es como si no estuviera en paz conmigo mismo. Precisamente, hoy fue uno de esos días en los que me tuve que enfrentar a eso. En fin, que gracias por compartir el post.
Te mando un beso enorme
Saludos
Rampy

Natacha dijo...

Es importantísimo eso que dices... el perdón hace que seas de nuevo tú mismo.
Yo pido perdón sin problemas. Asumo mis errores.
A mis hijos le he enseñado que pedir perdón y dar un beso es gratis. Enriquece a quien lo recibe y tu no pierdes nada, también ganas en dignidad, tranquilidad y bondad... en realidad, pedir perdón y arrepentirse es un chollo... jaja.
Precioso post, amiga
Un besito, linda
Natacha.

libra dijo...

Tienes toda la razón,de nada vale tener rencor en el corazón, sólo produce amargura y también hay que saber perdonarnos a nosotros mismo, una entrada preciosa, besitos, y encantada de conocerte, me ha gustado tu rincón.

soñadora dijo...

Cierto Rampy, nada como vivir en paz y con el corazón aliviado.
Besitos,

soñadora dijo...

Mi querida Natacha, es que realmente es tan fácil pedir perdón, pero hay gente que lo ve como una tarea extremadamente difícil. Yo también les enseño eso a mis hijos, y creo que la mejor enseñanza es dar el primer paso.
Un besote,

soñadora dijo...

Libra, seas bienvenida por este rinconcito. Hoy conocí tu blog y simplemente me encantó.
Besitos,

Nela dijo...

Muy buen consejo. Yo pido perdón muchísimo, pero tengo que aprender a perdonarme a mí misma más a menudo.

Besito.

soñadora dijo...

Si Nela, eso es muy importante, perdonarte de corazón y no vivir llena de cargos de conciencia.
Besos,

José dijo...

¡Cuánta razón tienes! Yo en este aspecto creo que soy virtuoso: perdono rápido y creo que sé pedir perdón cuando meto la pata.
Y mucha gente lo siente igual, detestan estar enfadados con alguien, y buscan siempre la armonía.
Bss!

soñadora dijo...

José, es una suerte que tengas esa cualidad, pues te permite vivir en paz, en especial contigo mismo.
Besitos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...