viernes, 16 de febrero de 2018

Decisiones....cada día....



Aún cuando decimos 
que nos cuesta tomar decisiones, 
el simple hecho de no decidirnos 
es ya una decisión.

viernes, 9 de febrero de 2018

Por la ruta de los recuerdos...


La vez pasada mi hija me propuso un paseo bastante significativo. Me sugirió hacer una caminata que incluyera los sitios en los que he vivido a lo largo de mi vida y me pareció tan tentadora la propuesta que acepté de inmediato.

Nuestro recorrido duró alrededor de 3 horas y abarcó prácticamente toda mi vida. Si bien es cierto que uno carga los recuerdos consigo, pude comprobar que al visitar los lugares, los recuerdos cobran vida y uno vuelve a ver escenas pasadas o incluso puede revivir momentos que parecían olvidados.

Escuché una vez mas las botellas que el lechero hacía sonar avisando que dejaba la leche en la entrada del edificio.  
Olí la hierba luisa que mi abuelita cultivaba en el jardín para preparar la infusión de la tarde. 
Me vi de pequeña sentada en el murito esperando que llegase la movilidad del colegio a recogerme.
Ví el árbol de moras  de mi cuadra y probé una vez mas la dulzura de sus frutos.
Pude verme de adolescente sentada en la quinta  en que vivía, rodeada de amigos conversando y disfrutando de la vida.
Escuché la música disco sonar en la antigua radiola Grundig de casa, y volví a bailar las parrandas panameñas.

Y así uno tras otro fueron sucediéndose los recuerdos, los momentos, los eventos.

Definitivamente fue un paseo que disfruté mucho, un verdadero paseo al pasado.

viernes, 2 de febrero de 2018

Planes pendientes...


Zurcir palabras,
colorear momentos,
coser recuerdos,
esbozar sonrisas,
bordar historias,
dibujar sentimientos,
remendar heridas,
enmarcar pensamientos,
pespuntear emociones,
pintar poemas,
parchar dolores,
hilvanar letras,
calcar vivencias,
plasmar sensaciones...

viernes, 26 de enero de 2018

Giros inesperados...



Vertiginosos
los giros de la vida,
saben sorprender...

viernes, 19 de enero de 2018

Hay días y días...



Hay días en los que las palabras corren alborotadas por los pensamientos buscando la forma de salir transformadas en historias. Se aglomeran en los intersticios, llenan los pasadizos, se empujan y pugnan por lograr llegar a la puerta y traspasar el umbral que las convierta en protagonistas.

Hay días en cambio en los que reina un absoluto silencio. Días en que pareciera que todas las palabras  están en reposo, jugando a las escondidas o en plena hibernación. Como si sintieran que no es el momento apropiado para salir de la oscuridad y tener al fin algo importante que contar.

Quizás habría que considerar aprovechar los días de abundancia y abrir una especie de libreta de ahorros en la que guardar cual preciada semilla algunas palabras de reserva para aquellos días en los que la sequía vuelva a imperar.

martes, 16 de enero de 2018

Milagros cotidianos...



El año pasado tuvimos que mudarnos y de vivir en una casa en la que tenía un  jardín  pequeño pero lleno de vida, pasé a vivir en un departamento en el tercer piso de un edificio que no cuenta con áreas verdes.  Felizmente es una zona que tiene parques cercanos así que pensé que eso compensaría la ausencia de mi jardín.  Cual no seria mi sorpresa al escuchar por la ventana el canto cercano de un pajarillo y al voltear el rostro descubrir que no uno sino dos pequeñuelos visitan el poste frente a la ventana de mi oficina y me dedican notas de alegría por las mañanas.




El día de ayer se me presentaba un día complicado en el trabajo, algunos clientes no cumplieron con sus pagos a tiempo y esto me ocasionó un rompedero de cabeza para cumplir a mi vez con obligaciones adquiridas. Pensaba preocupada qué hacer y para distraerme un momento entré al facebook y lo primero que leí fue un cartel que decía: "cierra los ojos y di gracias". Así lo hice y pensé, es verdad, ya se compondrán las cosas..... y así fue, a lo largo del día surgieron milagros inesperados y el día que parecía complicado se resolvió por si solo.




Hoy por la mañana salí a correr al parque como cada mañana, con la diferencia de que hoy amaneció soleado muy temprano y el calor era bastante intenso. Corría con cierta dificultad tratando de buscar zonas con sombra cuando descubrí revoloteando cerca mío una hermosa mariposa  y me distraje mirándola y olvidé por un momento el calor, y la mariposa siguió dando vueltas por el parque hasta que terminé mi rutina , obviamente distraída del calor y contenta con la grata compañía.

viernes, 12 de enero de 2018

El mundo al revés...



Extraño mundo
que exalta los conflictos
y no así la paz...

viernes, 5 de enero de 2018

Hoy tengo ganas...



Hoy tengo ganas de cantar
un canto que me permita
abrir la puerta a la alegría
y cantarlo para ti.

Hoy tengo ganas de reír
y lograr que mi sonrisa
tienda puentes de armonía
en una espiral sin fin.

Hoy tengo ganas de soñar
que si unimos nuestras manos
lograremos el gran sueño
de tener un mundo de paz.

Hoy tengo ganas de vivir 
de sentir que mi corazón
se agita con emoción
y late con frenesí.

Hoy te invito a compartir
mis ganas de sonreír
para cantar y soñar
la alegría de vivir!

sábado, 30 de diciembre de 2017

Borrón y cuenta nueva



Una vez mas nos encontramos despidiendo un año y a puertas de estrenar otro nuevecito y completo. Me preguntaba qué escribir, cómo saludarles.

No soy de aquellas personas que hacen un balance de lo que se va y una nueva lista llena de buenos propósitos a llevar a cabo en el nuevo año.

Creo que cada día es un nuevo empezar, una nueva oportunidad, una hoja en blanco esperando ser llenada. Por ello mis deseos hoy son simples. Que tratemos de vivir cada día con sentimientos bonitos, que no le demos demasiada cabida al temor, la desesperanza, la tristeza, el resentimiento, la culpa. Y que por el contrario cultivemos la esperanza, el valor, la alegría, el perdón, la estima personal. Somos seres únicos y valiosos. Que no perdamos la capacidad de soñar y sonreír.

Abrazos y buena siembra!

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Lecciones de costura


El otro día necesitaba coser un botón que se me había caído y al abrir mi costurero me topé con mis hilos de bordar y mis recuerdos me llevaron de viaje a un pasado lejano pero cercano a la vez.  

Ahí estaba yo de niña,  sentada en mi sillita al lado de mamama, con una tela con líneas trazadas sobre las que yo debía coser derechito y si me salía chueco pues  a volver a empezar.

Luego pasábamos a la puntada para atrás, la patita de gallo, el punto cruz y tantas otras labores. Siempre una junto a la otra. Ella, dedicada maestra, yo, inquieta alumna que me costaba quedarme quieta, pero que a la vez me sentía satisfecha de ir viendo mis avances y logros.

Ahora que lo recuerdo me percato que en esas lejanas lecciones de costura, mamama me enseñó otras artes. Me enseñó a tener paciencia y perseverancia, a poner empeño en lo que hago, a que si es posible y válido volver a empezar una y otra vez.

Aprendí también que la práctica hace al maestro, que no se nace sabiendo, y que es importante ponerle cariño a lo que uno hace.

 Gracias mamama!


jueves, 21 de diciembre de 2017

Días para compartir...



Días de nostalgia,
días de alegría,
días de buscar
buena compañía.

Días para compartir,
días para abrazar,
días para recordar
lo bello que es amar.

Días relajados,
días importantes,
días reflexivos,
días de armonía.

Días que abren caminos,
días que dejan huella,
días que nos enseñan
a valorar cada día...

En estos días variados, especiales, únicos, mágicos, les dejo un saludo cariñoso. Que pasen unas bonitas fiestas navideñas y la paz anide en sus corazones!

martes, 12 de diciembre de 2017

Fortaleza interior....



Fuerza en lo cotidiano

Optimismo renovado

Revivir tras la tormenta

Tener viva la esperanza

Atreverse a vivir

Levar anclas cada día

Evitar la desesperanza

Zanjar las dificultades

Agradecer cada oportunidad


Curiosa coincidencia: Compuse este acróstico hace un par de semanas, y el domingo último mi hija me compró una pulserita en la que mandó grabar para mí la palabra  Fortaleza.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Encuentro fortuito...


Pese a que han transcurrido ya mas de 9 meses desde aquella tarde de marzo, la recuerdo como si fuera ayer.

Había sido un día difícil, de mucho estrés.  Decisiones por tomar, nuevos rumbos que elegir, optimizar lo que había, pensar bien en cada paso. Recuerdo que caía la tarde y decidí salir a caminar. Eso siempre ayuda, pensé.

Llegué al parque cercano a casa y me di un par de vueltas alrededor hasta que el cielo empezó a teñirse de esos tonos bonitos que anuncian la puesta del sol. Busqué entonces donde sentarme para contemplar con tranquilidad los colores.
  
Me senté en una banca en una pequeña rotonda y frente a mi había otra banca ocupada por una mujer de edad similar a la mía.  A nuestro alrededor jugaban algunos niños. Una frente a la otra nos mirábamos sin ver, ensimismadas y compartiendo el silencio . 

De pronto, casi sin percatarnos, nos hallamos sentadas en la misma banca compartiendo ya no el silencio sino pensamientos, intimidades, temores, vivencias,  alegrías y tristezas.  Una hora fue mas que suficiente para que las dos vaciáramos el alma. Luego nos abrazamos para despedirnos y cada quien partió aliviada y recargada. 

Nuestros caminos no se volvieron a cruzar, sin embargo, ella ocupa un lugar especial en mi corazón.

jueves, 30 de noviembre de 2017

Cuando de sonreír se trata...


Una sonrisa
alegra al que sonríe
y a quien lo ve...

Es necesario
atreverse a sonreír
de vez en cuando...

Cuando sonríes
las tristezas se esconden
vuelve a brillar el sol...

miércoles, 22 de noviembre de 2017

El extraño arte de saludar...



De camino por la calle, suelo saludar o al menos sonreír a las personas con las que mi camino se cruza y es curioso ver las diversas reacciones. Creo que no estamos acostumbrados a ello, vivimos muy metidos dentro de nosotros mismos y muy desconfiados de lo que hay afuera de nosotros.   

Habrá quienes te miren sorprendidos, confundidos, o hasta con cierto fastidio como diciendo "acaso te conozco"? 

Otros sonríen incrédulos como pensando "me habrá confundido con alguien mas"?

Y están también (felizmente) aquellos a quienes les resulte grato recibir un saludo y te contesten con educación o cordialidad.

Y  con el paso de los días,  repitiendo el saludo cada día, ves como las barreras se van derrumbando, como asoma un brillo en la mirada, un esbozo de sonrisa , un saludo correspondido. Se ha logrado el milagro!

Yo también hoy al asomarme a esta ventana, les dejo mi saludo encantada de volver por estos lares.

sábado, 15 de octubre de 2016

Una manzana en la lonchera


Hoy en la mañana preparé para el desayuno jugo de manzana y al beberlo recordé mi acercamiento a esta fruta....

Allá por los años 70 me encontraba yo cursando la secundaría y el hecho de no llevar lonchera sino algo de dinero para comprar la merienda en el kiosco del colegio era una de las cosas que nos distinguía de la primaria y que nos hacia sentir cierto aire de adultez.

Sin embargo, cada mañana mi amiga Olga antes de bajar al recreo abría su morral y sacaba de ahí una colorida manzana.  Yo no era muy frutera por lo que me asombraba mas aún verla comer a mordiscos con tanto gusto dicha fruta.
Intrigada le pregunté que le encontraba de especial y me confío su "secreto"; solo comía manzanas heladas que su mamá se tomaba le molestia de seleccionar en el mercado al comprar la fruta. Me invitó a probarla y realmente pude comprobar lo sabrosas que resultaban, jugosas, dulces, compactas. 

Desde ese momento yo también me convertí en una buscadora de manzanas heladas. 

lunes, 3 de octubre de 2016

Perder y así ganar...


Paseaba Nasrudin cuando se encontró con un hombre sentado al borde de un camino, con aire de completa desolación.

-¿Qué te preocupa?, quiso saber.

-Hermano mío, no existe nada interesante en mi vida. Tengo dinero suficiente como para no tener que trabajar, y estaba viajando para ver si encontraba alguna cosa curiosa en el mundo. Sin embargo, todas las personas que encontré no tienen nada de nuevo para decirme, y solo consiguen aumentar mi tedio.

Al momento Nasrudin agarró la maleta del hombre y salió corriendo por el camino. Como conocía la región, rápidamente consiguió distanciarse de él, tomando atajos por campos y colinas.

Cuando se distanció bastante, colocó de nuevo la maleta en mitad de la ruta por donde el viajero tendría que pasar, y se escondió detrás de una roca. Media hora después el hombre apareció, sintiéndose más deprimido que nunca por haber encontrado a un ladrón.

En cuanto vio la maleta corrió hacia ella y la abrió, anhelante.  Al ver que el contenido estaba intacto, elevó sus ojos hacia el cielo con alegría y agradeció al Señor por la vida.

"Ciertas personas solo entienden el sabor de la felicidad cuando consiguen perderla", pensó Nasrudin, contemplando la escena.


La felicidad
se encuentra dentro tuyo
déjala fluir...

jueves, 22 de septiembre de 2016

....y muchos años después....





Recuerdo claramente mi llegada al nuevo barrio.  Muchos cambios importantes sucedían a la vez. Mi familia crecía, ya no seríamos sólo mamama y yo, ahora estarían también papá y mamá. Era una casita pequeña y acogedora la que sería nuestro hogar y era parte de la "quinta crema". A los pocos días de instalados en la nueva casa, fui conociendo a los chicos y chicas del barrio y nació una entrañable amistad.

Travesuras, sueños, ilusiones, discusiones, bailes, playa, cantos, secretos, peleas, reconciliaciones, paseos, fraternidad, familia, fiestas, enamoramiento, compañerismo, apoyo, unión y mucho más.

Luego de unos años, mis pasos me llevaron lejos, elegí otros caminos, otra vida, y siempre albergué en mi corazón los recuerdos y el cariño compartido. 

Este año tuve la suerte de encontrarlas por el famoso facebook, y concretamos un reencuentro de "hermanas", y las horas faltaron para traer recuerdos a la mesa, anécdotas alegres, tristes, melancólicas. Recuento de lo acaecido a cada una en los últimos 30 años, y lo más impresionante de todo, sentir que el cariño se mantiene intacto pese al tiempo y la distancia. Gracias por tan linda amistad!


viernes, 16 de septiembre de 2016

Felicidad...


La felicidad viene en frasco pequeño. Es una esencia que perdura y se encuentra en los pequeños detalles, en las cosas especiales,  en los momentos compartidos, en esos gestos que logran  robarnos una sonrisa plena, una carcajada, un brillo en la mirada.
Aquellos momentos que nos hacen descubrir que nada debe opacar la alegría, la sonrisa, las ganas de vivir!




lunes, 12 de septiembre de 2016

Esperanza viva...


Esperanza es
Sentir confianza
Pensar en positivo
Encender una luz
Rescatar la alegría
Apreciar lo bueno
Navegar y fluir
Zambullirse en la vida
Alcanzar una estrella

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...