sábado, 17 de enero de 2009

¿Te sirves una?

Una señora muy elegante, esperaba en el andén el tren que la llevaría a su destino, pero le comunicaron que éste llevaba una hora de retraso. Fastidiada compró una revista, una botella de agua y un paquete de galletas y se sentó en una banca a esperar.

A los pocos minutos un joven se sentó a su lado y la señora sorprendida observó que el joven estiraba la mano, y tomaba una galleta del paquete. Molesta y con un gesto exagerado, la señora tomó otra galleta, la exhibió frente al joven y se la comió.

Como respuesta el joven tomó otra galleta, le sonrió y se la llevó a la boca, esta situación continúo hasta que sólo quedaba una galleta. Con suavidad, el joven tomó la última galleta, la partió en dos y dio una mitad a la dama que cada vez estaba mas irritada.
El tren anunció su partida, y la señora lo abordó pensando:

- ¡Qué insolente! ¡ Qué mal educado !
Ya instalada en su asiento, abrió su bolso para buscar la botella de agua y quedó totalmente sorprendida cuando encontró en él su paquete de galletas intacto.

16 comentarios:

RAMPY dijo...

Supongo que después de ver esto, el otro no le metió una "galleta" ( una bofetada) en la cara jajajaj
Besotes y feliz fin de semana.
Rampy

Isabel dijo...

Y encima, el muchacho, compartió la última galleta, ¡ que generosidad!, y que buen post. Un beso

moderato_Dos_josef dijo...

Menuda lección de generosidad. Por qué no nos enseñaron esto desde que somos pequeños una y otra vez? Saludos...

Juan dijo...

Soñadora

Estupenda lección, amiga

Así se va repartiendo amor, solidaridad, comprensión.
Ya basta de gestos agresivos, descorteses, inhumanos.

Si cada uno va dando ejemolo, el mundo irá cambiando poco a poco.

Un abrazo.

Juan Antonio

Natacha dijo...

Ya lo conocía... menuda lección de humildad.
Un beso, cielo.
Natacha.

libra dijo...

Y es que no no debemos actuar por las apariencias.

Un besito.

andrea dijo...

Excelente lección de humildad!
En el mundo hay muchas personas, como esta señora, ojalá que todas se encuentren con una lección así!

(Se ven muy ricas las galletas, jeje)

Besitos y que tengas una linda semana!

marbu dijo...

Todo un detalle de amabilidad y generosidad, aprendamos.
Un beso

Soñadora dijo...

Esperemos que no Rampy.
Besitos,

Soñadora dijo...

Cuanta generosidad no Isabel? A mí también me conmovió cuando la lei.
Besitos,

Soñadora dijo...

Josef, tienes razón, esto es algo que deberían enseñarnos desde pequeños, quizás el mundo sería distinto.
Besitos,

Soñadora dijo...

Juan, debemos rodearnos de buenos sentimientos, ir sembrando pequeños granitos de arena que contrarresten los gestos agresivos.
Besitos,

Soñadora dijo...

Natacha, cuanta humildad y generosidad juntas no?
Besitos,

Soñadora dijo...

Libra, que verguenza debió sentir esa señora al descubrir que encima se comió las galletas ajenas!
Besos,

Soñadora dijo...

Andrea, felizmente hay también personas como el muchacho que compartió tan alegremente sus galletas.
Besitos,

Soñadora dijo...

Marbu, tienes razón, no solo hubo generosidad, también fue amable su gesto. Mucho para aprender no?
besitos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...