sábado, 21 de julio de 2012

Un paso "difícil" de dar...


y en esta ocasión no hablo metafórica sino literalmente. 

Buscaba en días pasados una imagen que acompañase al haiku que publicaría en Mi Rincón de Haikus,  cuando me topé con una foto que me pareció idónea. Representa un par de zapatillas que suben por unos escalones de piedra muy empinados. No hice más que ver la imagen y mágicamente mis recuerdos me llevaron de paseo al año de 1989. 

Me encontraba de visita en Mexico, acompañando a mi esposo a una convención de trabajo. Para mí era toda una aventura pues era la primera vez que tenía la oportunidad de viajar fuera del Perú; y como suele suceder en esta clase de eventos, el trabajo se mezcla con los paseos y la diversión, por lo que tuvimos la oportunidad de visitar muchos lugares turísticos, entre ellos Teotihuacán.

Yo contemplaba admirada todo a mi alrededor, y cuando en el grupo propusieron subir a la Pirámide del Sol, accedí encantada y sin pensarlo mucho. Empezamos la ascensión un buen grupo, pero conforme subíamos, muchos quedaban rezagados y a cada tramo  el grupo se reducía. 

Los escalones eran bastante altos y empinados y todo iba bien conmigo, pero al llegar  al último descanso, y faltando tan solo un tramo para alcanzar  la cima, cometí el “error” de mirar hacia atrás y me percaté de lo mucho que habíamos subido, pero especialmente de lo empinado y estrecho de los escalones. El miedo prácticamente me paralizó, no entendía como haría para descender, y tampoco me atrevía a terminar de subir pues se veía demasiado empinado.

Me senté en el suelo convencida de que no quería ni subir ni bajar.   Los que quedaban en el grupo me animaban a continuar y una señora de la zona, que vendía artesanías me reveló su secreto: me dijo que al bajar debía hacerlo en diagonal y no de frente, y que de esa manera se me haría más fácil. Animada por su consejo decidí continuar el ascenso y me di el gusto de ser la única mujer de nuestro grupo en llegar a la cima. 

Luego de disfrutar de la vista, tomarnos una foto para el recuerdo  y relajarnos un rato,  nos dispusimos a descender. Yo opté  por bajar algunos tramos sentada (qué papelón!!) , y otros en diagonal como me recomendó la señora, y al final pude decir para mis adentros ¡misión cumplida!


20 comentarios:

Miriam dijo...

Que suerte que siempre aparezca un "ángel" en el camino que nos cuente el truco el secreto para vencer nuestros miedos o deblidades
Genial la anécdota y felicidades por subir hasta arriba... y bajar ja ja ja

S0y la Que No Buscas dijo...

Para aprender a dar esos pasos difíciles de la vida solo es cuestión de encontrar el truco, de no ver a la cara a nuestro temor, tal vez, sino solo ser positivos y enfocarnos en la meta, claro, sin olvidar que es una gran prueba pero con la certeza de que finalmente venceremos...

Besos! :)

Adriana Alba dijo...

Nos has dejado una magnífica vivencia Soñadora.

La foto está preciosa.
Cariños.

Sonia dijo...

Me ha encantado la historia que nos regalas, y la foto.

¡Enhorabuena por superar tus miedos y llegar a la cima! Ah, y encontrar la forma de bajar, jeje.

Seguro que las vistas desde arriba eran maravillosas.

Besos.

Sara O. Durán dijo...

Qué bien que nos haces la narración, pues cuando vi la foto de ese Haiku, lo primero que pensé fue los ascensos de pirámides y mira que justo por allí iba el asunto, jajaja.
Cualquiera sube, pero no cualquiera baja, si se siente mucho miedo.
Saliste bien linda en la foto, gracias por compartirla.
Un abrazo.

Carmen Rosa dijo...

Hola SOÑADORA
Gracias por compartir tu historia. Realmente así sucede en la vida, cuando avanzamos sin darnos cuenta de los peligros todo va bien, pero si luego surge el miedo... nos paralizamos, siempre el miedo paraliza. Que linda foto del recuerdo.
Un beso

Amparo Donaire dijo...

No hay nada mas gratificante que llegar a la cima, detenernos y saborear la llegada, mirar alrededor y hacia abajo y aunque nos de vertigo y nos preguntemos como pudimos lograrlo?? lo importante es que estamos allí y que a pesar de esos miedos, de ese esfuerzo, a veces incluso sacrificios, lo hemos conseguido.

Bella experiencia sin duda paralela a la vida, a la vida de una soñadora, porque si nuestra cima son sueños, la escalada es mas gratificante.

Besos

CAMELIA dijo...

Bonita historia!! y gracias a Dios superastes el miedo!
que lindo es recordar!
Un abrazo!

Diego Vera dijo...

Que bonita experiencia Soñadora. Al inicio se sufrió pero sin duda pasan los años y queda un grato recuerdo.

Saludos!

Patricia 333 dijo...

me dijo que al bajar debía hacerlo en diagonal y no de frente, y que de esa manera se me haría más fácil. Animada por su consejo decidí continuar el ascenso y me di el gusto de ser la única mujer de nuestro grupo en llegar a la cima.

Siiiii los Mexicanos sabemos eso , hay que bajar diagonalmente :)

Un beso, tenía mucho de no poder pasar por tu bello espacio , no dejemos de soñar NUNCA

Soñadora dijo...

Miriam, en verdad que tenemos suerte de tener siempre algún ángel cerca, y no te equivocas, lo más difícil fue bajar! jejeje

Soñadora dijo...

Niriel, que importante lo que mencionas, es como que tenemos que tener en la mira la meta y dirigirnos hacia ella sin titubear!
Besitos,

Soñadora dijo...

Gracias Adriana, creo que en nuestro día a día siempre se nos presentan vivencias de las que vamos aprendiendo no?

Besitos,

Soñadora dijo...

Sonia, la verdad que fue muy gratificante lograrlo,y ya lo creo que valió la pena!

Besitos,

Soñadora dijo...

Sara, buena intuición la tuya al ver la foto, jejeje, la voz de la experiencia!
Fue una experiencia maravillosa ese viaje, lo disfruté muchísimo.

Besitos,

Soñadora dijo...

Carmen Rosa, que poder tan grande que tiene el miedo sobre nosotros no? Le damos mucho poder en nuestra vida.

Besitos,

Soñadora dijo...

Amparo, tienes razón, es muy gratificante llegar a la cima!

Besitos!

Soñadora dijo...

Camelia, es lindo cuando los recuerdos salen a flote no? Y es increible como un olor, una imagen, nos lleva a un evento de hace tiempo como si hubiese ocurrido ayer.

Besitos,

Soñadora dijo...

Asi es Diego, fue gratificante en su momento y también al recordarlo.
Besitos,

Soñadora dijo...

Patricia, ustedes si que lo saben no? Y gracias a ello pude bajar sana y salva! jejeje
Me alegra mucho volver a saber de tí!
Besitos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...