domingo, 29 de julio de 2012

Pensamiento poderoso...





Los pensamientos
fluyen entremezclados
y sin distinción...



Pensaba el otro día en la cantidad de pensamientos que confluyen en nuestra mente a cada instante: alegrías, tristezas, proyectos, recuerdos, celos, preocupaciones, resentimientos, prejuicios, deseos,  temores, inseguridades, planes, frustraciones, sueños.
Todos  intentan llevar la voz cantante, y generalmente son ellos los que  determinan como enfrentamos una situación determinada, que decisiones tomamos,  si triunfamos o fracasamos en algún proyecto, si alimentamos rencores u optamos por el camino del perdón, cuanto nos estimamos y valoramos,  o cuanta confianza nos tengamos.
Nos incitan a ser cobardes o valientes, a aceptar nuevos desafíos o a  permanecer en nuestra zona de confort. Es por causa de ellos, más que de factores externos que muchas veces sentimos que una situación nos desborda y que no podemos controlarla, y en mas de una ocasión, aturdidos por ese torbellino de pensamientos, damos un paso en falso empeorando aún más las cosas.
Es por ello que es tan importante serenar la mente, aquietar los pensamientos, calmarlos, cerrar los ojos, respirar profundo,buscar la paz interior;
respirar de nuevo, intentar pensar algo alegre o positivo, confiar en que lo lograremos;
respirar una vez más, ahuyentar nuestros temores, sonreir desde lo profundo;
volver a respirar, sentir como el  aire  limpia nuestra mente y depura nuestras ideas,  centrar nuestra atención en un pensamiento a la vez, respirar profundo.
No olvidemos que la mayoría de tormentas, problemas, batallas y resquemores se libran en nuestro interior, y de nosotros mismos depende el prestar atención, percatarnos cuando la mente entre en pánico y trabajar por cambiarlo.

25 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

De acuerdo, ayuda mucho la meditación, al hacer esa depuración todo resulta más viable.
Un besito amiga, que tengas una semana muy buena.

Luís Coelho dijo...

A vida está cheia de surpresas mas poucas serão seguras ou terão fundamentos.
Precisamos de crescer interiormente, dominando os nossos medos e desenvolvendo aquelas qualidades que nos parecem mais duráveis.

Amparo Donaire dijo...

Que cierto Soñadora, todo depende de nosotros, de la actitud con la que afrontemos eso que nos inestabiliza.

Besos, Amparo

Te dejo el link a mi nuevo capítulo..
http://eltinterodeunaescritoraamparodonaire.blogspot.com.es/2012/07/acordes-tu-lado-capitulo-vii.html?showComment=1343633648019#c3629851575672055843

A Borbotones dijo...

Soñadora, acabo de conocerte y me gusta lo que cuentas en la entrada. Me quedaré dando una vuelta, si no te importa.

Besos, Kene.

Candela dijo...

He llegado a tu blog y las casualidades creo que no existen ... me atrajo y me quedo . Me gusta tu blog y tus pensamientos.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola, Soñadora

Bonita reflexión la que propones, la de aquietar el pensamiento para sentir que nos llenamos de aire fresco.

Me ha gustado mucho.

Besotes.

Camelia dijo...

Hola Soñadora.
Un excelente mensaje y enseñanza nos dejas en estas palabras!
Gracias por la visita a mi espacio!
Un cariñoso abrazo!

María Jesús dijo...

Muy buena tu entrada.
Un abrazo

María Jesús dijo...

Muy buena tu entrada.
Un abrazo

apm dijo...

Oh sí, maravillosa tu entrada, reflexiva y sabia a la vez !cuanta razón que tienes!, !cuánta!... yo reconozco que más de una vez he empeorado el problema por no respirar profundo y buscar la armonía y el equilibrio en mí misma, en mi interior.
Magnifica entrada Soñadora

Mil besitos gordotes

Carmen Rosa dijo...

Hola SOÑADORA
Muy buena tu reflexión, el serenar la mente, aquietar los pensamientos así como el respirar profundo ayuda a centrar nuestra atención para poder pensar o depurar los pensamientos. En realidad los pensamientos negativos no tendrían ningún efecto, si fueran esporádicos, pero lo que sucede es que esos pensamientos se repiten una y otra vez, lo que hace que se conviertan en creencias y una vez instaladas son más difíciles de cambiar y son estas creencias las que dirigen nuestra vida. Muy buen post.
Besitos

Adriana Alba dijo...

Así como el hombre piensa, así es su corazón.

Excelente y bello texto.
Cariños.

Diego Vera dijo...

De acuerdo Soñadora, siempre es aconsejable calmarse antes hacer/decir algo que muy probablemente nos arrepentiremos después.

Saludos!

Soñadora dijo...

Sara,calmar nuestra mente nos ayuda a pensar con mas claridad.

Besos!

Soñadora dijo...

Luis Coelho, todo un reto el tema de dominar nuestros miedos.

Saludos,

Soñadora dijo...

Amparo, nuestra actitud es crucial al afrontar situaciones difíciles.

Mañana me dedicaré a ponerme al día en tu novela.

Un besito,

Soñadora dijo...

A borbotones, gracias por venir a pasear por acá. Ya pasé a conocer tu rinconcito y siento que pensamos parecido!

Un abrazo,

Soñadora dijo...

Candela, gracias por visitarme, también me quedé en tu blog!

Un beso,

Soñadora dijo...

Maria Eugenia, creo que nos ayuda mucho el poder controlar nuestros pensamientos, aquietarlos y pensar luego con claridad.

Un abrazo,

Soñadora dijo...

Camelia, gracias a tí por permitirme conocerte, fue un gusto pasar a conocer tu espacio.

Besos,

Soñadora dijo...

Gracias Maria Jesús, un abrazo para tí!

Soñadora dijo...

Apm, todos hemos tenido momentos así en que en lugar de buscar calmarnos nos dejamos invadir por el desasosiego y damos pasos en falso.

Besitos!

Soñadora dijo...

Carmen Rosa, gracias por tu comentario que complementa muy bien lo expuesto en el post!

Un besito,

Soñadora dijo...

Adriana, que frase tan sabia, gracias!

Un besito,

Soñadora dijo...

Diego, cuantas veces "metemos la pata" por no respirar y pensar antes de hablar o actuar!

Un abrazo,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...