viernes, 25 de noviembre de 2011

Puñal certero o bálsamo reparador...



Así de extremo puede ser el efecto de nuestras palabras y muchas veces no nos percatamos del bien o el mal que con ellas podemos realizar.


Tienen la capacidad de herir o curar, elevar o hundir, consolar o deprimir, acariciar o maltratar, dar luz u oscuridad, alentar o abatir.



Todos tenemos en nuestro haber esta poderosa herramienta y hemos de usarla con prudencia, pues muchas veces no nos damos cuenta del efecto que estamos causando con ellas, o de cómo está siendo interpretado lo que decimos.



Podemos ser con ellas portadores de paz, amor y bienestar, o por el contrario, podemos con ellas sembrar dudas, discordias y enemistad.


Podemos hacer sentir a alguien cuan inmenso es su valor, o por el contrario, traerle abajo la autoestima.


Nuestras palabras también suelen ser reflejo de nuestro interior, por eso es importante mantener este interior limpio, en armonía, libre de impurezas o sentimientos turbios que luego nos impulsen a destruir en lugar construir.

Si hablamos bajo la influencia del enojo o el resentimiento podemos herir, aún sin desearlo, y no olvidemos que las palabras quedarán resonando en el interior de quien las recibió.


Recordemos siempre que si ofrecemos palabras amables, el eco que escucharemos también lo será.


Con las palabras

podemos curar o herir

pensémoslo bien...

35 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Las palabras se convierten en realidades, hay que destinarlas con mucha cautela. Besos y feliz fin de semana.

manolo dijo...

La palabra es un arma o un bálsamo.

La palabra, siempre que la guardemos, somos dueños de ella.
En cuanto la decimos, somos su esclavo.

Pero cuanta poesía esta llena de bellas palabras, como tu escrito.

Saludos, manolo
mi blog:

marinosinbarco.blogspot.com.

Abuela Ciber dijo...

cuan cierto, no solo lo importante de decirla, sino que al emitirla sus vibraciones quedan rondando por ahí!!!!!!!!

Cariños

maria jesus dijo...

Son la expresion del pensamiento, por eso es tan importante usar la palabra justa y tan peligroso manipularlas.

Un saludo

Adriana Alba dijo...

Que hermoso texto Soñadora.

La palabra es regalo de Dios hacia nosotros...como la usemos es un regalo de nosotros hacia EL.

Muchos besos.

...PARA DISFRUTAR dijo...

La palabra , algo tan usual en nuestro día a día, y sin embargo con gran poder de ifluencia, para bien o para mal.

Saludos

José Miguel dijo...

La verdad es que bien pensado es sorprendente el efecto que pueden tener y tienen las palabras que decimos a los demás y las qeu nos decimos a nosotros mismos.
Besos.

Camy dijo...

Una sonrisa y una palabra en el momento justo tiene el efecto de la mejor medicación.

Un beso

Diego dijo...

Así es, muchas veces cuando estamos enojados solemos decir cosas que luego nos arrepentimos. Lo peor es que esos momentos pueden arruinar la relación entre personas y quizás no se recuperen o ya no sean lo mismo.

Saludos!

Carmen Rosa dijo...

Hola SOÑADORA
Tu entrada nos lleva a tomar consciencia del uso adecuado de la palabra a cada situación y persona, ya que con ella podemos construir o destruir. Nuy interesante.
Un beso y feliz semana.

griega dijo...

Muy cierto, como la cancion: las palabras de Magneto.

andré de ártabro dijo...

El poder de las palabras , que bien lo reflejas , podemos alegrar el dia , dar con ellas instantes de felicidad , yo ya no quiero hablar de la lengua viperina , que sabe como y cuando decir para dar hacer más daño , hablo de cuando nos dan motivos para decir : si gracias ! "muy amble" " gracias por la simpatía " se lo agradezco,...etc.
cuanto,¡Cuanto! posemos dar sin perder nada , ¿a donde irán las alabanzas que guardamos y los besos que no dimos?.
Tu post me ha gustado muchísimo asi como la filosofía de vida que encierra.
Un beso

Sonia dijo...

Qué razón tienes.

Unas palabras me hicieron llorar este fin de semana, fueron como puñales.

Un beso.

Simplementeyo dijo...

Siempre recibes el doble que das, así que intentemos dar algo para recibir mucho.

Besitos y sonrisas recibidas:-)

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Soñadora

Pues si, las palabras tienen poder y especialmente, la entonación; el sentimiento que les demos puede hacernos amar o llorar.

Es bueno pensar antes de hablar, pero a veces el impulso nos puede.

Besotes.

Soñadora dijo...

Sara, son tremendamente poderosas, por ello hay que cuidarlas!
Besitos,

Soñadora dijo...

Manolo, muchas veces nos alimentamos con las palabras que hallamos!
Gracias por tu visita, bienvenido!

Soñadora dijo...

Abu, las palabras quedan, resuenan y calan hondo!
Besitos,

Soñadora dijo...

Maria Jesús, muy cierto lo que dices. Hay que utilizarlas con sabiduría.
Besitos,

Soñadora dijo...

Adriana, cuanta razón tienes, un regalo que va y viene!
Besitos,

Soñadora dijo...

Pilar, algo usual e indispensable, pero igual de indispensable el pensar antes de usarlas no?
Besitos,

Soñadora dijo...

Jose Miguel, es cierto, y no me había puesto a pensar en lo segundo que mencionas, en aquello que nos decimos a nosotros mismos!
Besitos,

Soñadora dijo...

Camy, son casi mágicos!
Besitos sonrientes!

Soñadora dijo...

Diego, por eso es recomendable respirar y pensar antes de hablar para evitar herir o malograr una relación.
Besitos,

Soñadora dijo...

Carmen Rosa, intentemos siempre construir con nuestras palabras.
Besitos,

Soñadora dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Soñadora dijo...

Griega, así de contundentes son las palabras. Bonita canción!
Besitos,

Soñadora dijo...

André, me alegra que compartas estas ideas conmigo, las palabras no cuestan, pero cuanto bien podemos hacer con ellas si las sabemos utilizar.
Besitos,

Soñadora dijo...

Mi querida Sonia, que penita lo que me cuentas. Espero que en compensación hayas recibido también palabras sanadoras!
Muchos besos!

Soñadora dijo...

Simplementeyo, así de simple funciona! Y tus visitas siempre tienen ese efecto, me alegran!
Besitos,

Soñadora dijo...

Maria Eugenia, muchas veces nos gana el impulso no? Y que importante lo que mencionas de la entonación, o la mirada que las acompaña.
besos!

Cristi Galván dijo...

Hola:

Hermosa entrada qué dice una gran verdad; yo leí un libro sobre la enseñanza de Buda... y decía "que las palabras pueden causar qué una persona se suicide".

Saludos.

Soñadora dijo...

Cristi, tamañan responsabilidad que tenemos cuando hablamos no?

Besitos,

Paqui dijo...

El tono de las palabras también juegan un importante papel, porque a veces, no es lo que decimos, sino cómo lo decimos.
Un beso Soñadora.

PD. No se si se publicará el comentario. Tengo problemas para hacerlo.

Soñadora dijo...

Paqui, me alegra que vinieras y que se pudiera publicar tu comentario! Es verdad, el tono y la mirada que las acompañan juegan un rol de mucho peso!
Besitos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...