domingo, 28 de octubre de 2018

Tastadura ve la luz...


Asdfg, ñlkjh, se agolpan las letras entremezcladas en el teclado, qwert, poiuy, y no saben si escribir en alemán o en castellano.  Quieren crear su propio lenguaje, pugnan entre ellas por salir y de pronto "tastadura" ve la luz. Emerge soñolienta y nos preguntamos asombrados:

¿Qué dijo?
¿Qué es?
¿Qué significa?

Pues es lo que es. ¿No entiendes? Está clarísimo! Es lo que surge al pensar Tastatur (teclado en alemán) y expresarlo en español. Tastadura = teclado.

Y eso me lleva de pronto a un viaje por el tiempo, me voy a los 80's, época en la que aprendía mecanografía y taquigrafía y por otro lado estudiaba con ahínco el idioma alemán.  

Recuerdo que siempre me cuestionaba si la taquigrafía funcionaría igual en alemán, y si lograría transcribir esos símbolos al teclearlos en la antigua máquina de escribir mecánica Remington en la que con fuerza aporreábamos las teclas cubiertas con cinta, aprendiendo a desarrollar destreza y velocidad.

El aprendizaje del alemán me entusiasmaba mucho, me acercaba al sueño de migrar a Suiza donde vivía ya mi hermana y así lo teníamos planeado.  Pero la vida, cuando no!, siempre con sus vericuetos y sus travesuras, hizo una alianza con el amor y reemplazó mis sueños de migrante por los de formar una familia y acá me quedé.

Nunca imaginé que muchos años después el que migraría a Alemania sería mi hijo, y que 11 años viviendo allá propiciarían que en nuestras tertulias telefónicas surjan del teclado imaginario palabras con nombre propio, mezcla de su castellano guardado entre paréntesis y de mi alemán albergado en algún rincón del ayer...


6 comentarios:

Ernesto. dijo...

Unos recuerdos vividos donde lo invertido ayer da frutos hoy...

Abrazos Cecilia.

Soñadora dijo...

Ernesto! Gracias por acompañarme en este paseo. Siempre termino volviendo por acá al encuentro de mis letras.
Fuerte abrazo!

Mari-Pi-R dijo...

Se dice que las lenguas nunca se olvidan como el montar en bicicleta, ya ves después de muchos años quien te iba a decir que tu hijo iba a emigrar a Alemania.
Hoy en día resulta tan fácil cambiar el teclado de lengua.
Un abrazo.

Sara O. Durán dijo...

Lo que es la vida, cómo ibas a imaginar que tu hijo iría a estar por allá.
Un abrazo muy grande. asdfg ñlkjh :)

Adriana Alba dijo...

Una linda historia...uno propone y Dios dispone.
También dice el refrán que nunca es tarde cuando la dicha es buena.

Un abrazo Soñadora.

Unknown dijo...

Dios, yo ayer dije tastadura y mi hija preguntó, lo que era.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...