sábado, 14 de abril de 2018

Una lágrima cayó en la arena...


Llorar es tan necesario y reconfortante como reír, sin embargo, no está bien visto. El llanto incómoda, avergüenza, desconcierta.
"No llores", oímos decir muchas veces. "No estés triste". "No es bueno llorar". "Hay que ser valiente". "Los hombres no lloran", y así una larga lista de frases que resuenan en nuestros oídos y nos impulsan a refugiarnos en la soledad para soltar alguna lágrima y desahogar así la tristeza.
Llorar es consolador, es bueno y necesario desahogarnos, ayuda a cerrar capítulos. Nos facilita el recobrar la sonrisa y deja adentro una agradable sensación de tranquilidad. Y si al llorar, nos permitimos recibir un abrazo que acompañe el bienestar será doble. Rompamos con este prejuicio.

7 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Tiempo atrás, mucho, yo no lloraba. Creía que ser fuerte era aguantar. Y nada, que eso endurece,incluso amarga, pero no fortalece.
Ahora lloro donde sienta ganas, así esté acompañada o en una multitud.
Libera!!! Y llega mucha fortaleza después de hacerlo,
Abrazo fuerte.

Mara dijo...


Así es Soñadora, mucha gente se encarga de decirnos cómo hemos de sentir. Mi última vez lloré de emoción. Un abrazo.

Mari-Pi-R dijo...

Yo soy de las que lloro con mucha facilidad, cosa que me incomoda algunas veces.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Se llora lo que el alma calla.Es necesario y purificador.
Un fuerte abrazo.

Elsa dijo...

Wao! te volví a encontrar....y llore

Afectuoso saludo.

A Casa Madeira dijo...

Alívia a dor e a alma.
Bom final de semana.

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Si hay que hacerlo, hay que hacerlo...Luego vendrán las risas

Paz&Vida

Isaac

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...