viernes, 22 de julio de 2011

Un ingrediente en común....





Conversaba el otro día con Cassiopeia en su blog y le comenté que tenía ensayo del coro y me preguntó cómo era, que tal el ensayo, los otros cantantes, etc. Y me quedé pensando en cómo responderle, y decidí que se lo contaría acá:


Desde hace algo más de cuatro años me aventuré a dar ese gran paso y me inscribí en el coro de la Parroquia. Hasta ese momento siempre me había gustado cantar, pero entiéndase por cantar a hacerlo a solas, o a dúo con uno de mis hijos, la música de la radio y generalmente con las letras algo "confundidas" por decirlo de manera bonita. Añadiremos a esto que suelo ser bastante introvertida y la idea de cantar delante de otras personas casi me paralizaba, pero alentada por mis hijos quienes se apuntaron conmigo me animé. Obviamente de lectura musical estaba casi en cero. Vale la pena admitir ahora que fue la mejor decisión que pude tomar.

Somos un grupo de aproximadamente 25 o 30 personas de lo más variado. Habemos peruanos y extranjeros; hombres y mujeres, jóvenes, maduros y mayores, solteros y casados, profesionales, estudiantes, amas de casa, emprendedores, jubilados, católicos, luteranos, sacerdotes y laicos, ecumenismo presente.

¿Qué tenemos todos en común? Que a todos nos gusta cantar.

Cada martes por la noche nos reunimos una hora y media a ensayar, y es curioso ver como vamos llegando, a veces arrastrando los pies, bostezando, con caras de cansancio o preocupación; traemos a cuestas una larga jornada de actividades , preocupaciones y alegrías, responsabilidades asumidas, decisiones e indecisiones. Como dice nuestra directora, todos llegamos cargando nuestra mochila de la semana en la espalda.

Empezamos el calentamiento, algo de ejercicio, estiramientos, respirar profundamente, sentir el aire que te oxigena, unos masajes en la espalda, hacer la transición entre el antes y el después, dejar todo atrás, pensar en cantar; afinar voces, jugar con las voces y empezar.


A estas alturas los rostros han variado, se han relajado un poco y empieza el ensayo para la próxima presentación. Cantamos primero voces separadas, sopranos (ahí estoy yo), contraltos, tenores, bajos. Nuestra directora con su sonrisa siempre a cuestas y una paciencia increible va puliendo sus diamantes, va consiguiendo el producto esperado. Llega el momento de juntar voces y sale....música! Una vez más se logró la magia.

La alegría y el entusiasmo a estas alturas son inevitables, va mejorando, se oye bien, suena interesante, afinado, disonante; "si va a salir" nos anima la directora y así trabajamos cada semana hasta el día de la presentación en que nos volveremos una sola voz y cantaremos a todo pulmón.


El ensayo llega a su fin, todos volvemos a tierra, cargamos nuevamente la mochila (que inexplicablemente se ha vuelto más liviana), nos despedimos hasta la próxima semana y la vida sigue su rumbo. Durante la semana las melodías del ensayo resonarán una y otra vez en mi cabeza hasta que salgan del corazón.

24 comentarios:

Chus dijo...

Pues debes cantar muy bien para ser soprano. Que bonito lo que nos cuentas. Yo no tengo oído, canto fatal. Pero me parece precioso lo que nos has contado. Un abrazo.

Cassiopeia dijo...

Que linda la historia de tus aventuras cantadas!
Deberían subir algunas canciones a YouTube para verte!
Muchos besos cantados!

Juan dijo...

Soñadora

Es hermoso el trabajo en equipo, o el entretenimiento y la diversión, y más cuando se trata de cantar.

A mí me hubiera encantado participar en un coro que aunque canto mal, entre tanta gente no se hubiera percibido. :) De todas formas el director habria hecho maravillas y no hubiéramos desentonado.

Un abrazo y feliz fin de semana.

Juan Antonio

Carmen Rosa dijo...

Hola SOÑADORA
Que linda historia, me ha hecho recordar tiempos pasados cuando cantaba en el coro del Colegio, luego en el de Universidad y luego en un coro en mi primer trabajo y lo mucho que disfrutaba cada vez. Ahora ya no lo hago porque no he encontrado un grupo, pero es un buen hobby para relajarse después de un largo día de trabajo. Te felicito y me alegro mucho que puedas hacer algo que te apasiona tanto.
Un abrazo.

MEN dijo...

Es bueno tener algo que te haga sentir sensaciones diferentes, algo que te apasione. Debería ser obligatorio que todo el mundo después de una jornada de trabajo al menos una vez en semana , hiciera algo que le guste. Eso recarga las pilas y te hace adoptar otra posición hacia uno mismo y todo lo demás, mucho más positiva. Descargar un poco la mochila es genial. Admiro que sepas cantar. Cuando yo lo hago siempre llueve… Un bessito

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Soñadora

Cómo se nota que te gusta cantar. Queda muy claro a través de tus palabras. Puede entender lo que te sucede cuando cantas; también estuve cantando en el coro del colegio, y aunque no es lo mimos que tú, era una gozada.

Me encantaría poder estar allí para escucharos y disfrutar con vosotros.

Besotes.

Adriana Alba dijo...

Que hermosa experiencia Soñadora.

El que canta reza dos veces!

Besos y abrazos.

Zully dijo...

Hola amiga¡¡¡¡ He estado desaparecida, pero ya retomando el vuelo. Sabes que cantar es una de mis pasiones? Yo soy contralto y algunas he cantado como mezzo soprano. También he cantado en múltiples coros y hasta hemos estado en el Teatro Solís, que es el mayor de mi país. La experiencia es intransferible. Uno se siente estupendamente haciéndolo, verdad? Me alegro muchísimo por tí, es muy bueno y nos ayuda pila a quitarnos las "mochilas", como bien dices.
Un besote super giganteeeeeeee y felicitaciones, hermosa.

Patricia 333 dijo...

Solo te puedo decir que me encanto lo que he leido :)

Estoy segura que tienes una voz angelical

Besoss

andré de ártabro dijo...

Te fekicito por tomar esa iniciativa de ir al corao a aportar lo que puedas y fomentar ese ecumenismo tan maravilloso y tu exlédida forma de narrar tus vcivencias .
Un beso

Sara O. Durán dijo...

Te felicito amiga, haz de tener una bell´ñisima voz. Deléitanos con una grabación cuando puedas.

Muchos Besos

Nacida en África dijo...

Mi querida Soñadora:Te envidio sanamente porque tengo alguna amiga que va a cantar a un coro y me cuenta lo mismo que tú, que es algo maravilloso y que sales renovada. Pienso que también el hecho de unir las voces tiene que emocionar y sentiste muy cerca de tus compañeros, ¿Verdad que sí?.

Estoy contenta de estar nuevamente leyéndote.

Brisas y besos.

Sonia dijo...

Soñadora, qué bien nos lo has contado.

A mí me "suena" mucho pues estuve dos años haciendo conjunto coral en el conservatorio, y la verdad es que disfrutábamos mucho y salíamos de allí como después de una sesión de gimnasio, más relajados, más contentos, y es verdad que la "mochila" pesa luego mucho menos. Después me pasaba toda la semana cantando, iba caminando al compás y las canciones resonaban en mi cabeza, jejeje.

Besos.

Ni εїз dijo...

que bonito!!!
sentirse parte de algo, contribuir con los demás, siempre da satisfacción!
saludos!!

Soy YO - MilThon dijo...

muy bien canta canta que es la alegria de las personas alegren esas misas que parecen funerales muy bien a cantar se dijo

MOMENTOS dijo...

Cuando grabeis un disco hazlo saber, así podremos comprobar lo bien que lo haces. Besos.

Gata Negra dijo...

Yo cantaba en un coro cuando era niña/adolescente. Era un coro bastante importante en el país (luxemburgo) que como es tan chiquito nadie más que los luxemburgueses nos conocían jajaja!! Pero he de decir que fue una experiencia maravillosa, una de las que más pena me daba dejar cuando mis padres decidieron volver a su patria, España.

Me alegra que te lo pases tan bien cantando. Cantar alegra el alma.

Un besote y muy buen domingo!

apm dijo...

Oh que bonito Soñadora!, lo has explicado maravillosamente bien, y te entiendo, te entiendo perfectamente... la música libera de tensiones el alma y alegra la vida, desde luego que nos aligera esa mochila de cargas semanales que todos tenemos que llevar a cuestas, fíjate como será que hasta dice el refrán que la música amansa a las fieras, así que imaginate qué no conseguirá con una persona sensible... enhorabuena por esa decisión tuya, y sigue cantando, por favor no dejes de cantar jamás.

Mil besitos gordotes

Fiaris dijo...

¡Que bueno!!!!
abrazote

Soñadora dijo...

Queridos amigos, veo con alegría que varios de ustedes han tenido experiencias similares y han disfrutado cantando. A los que aún no se han animado les invito a considerarlo pues ciertamente uno se llena de energía y alegría!

Besitos fuertes y abrazos a cada uno de ustedes!

Calvarian dijo...

Desde luego has encontrado aquello que te sirve para divertirte y descargar esa mochila. Si además los hacéis bien, menuda satisfacción.
Yo pensé que había encontrado algo que hacer que mereciera la pena, pero mirando hacia atrás me veo más perdiendo el tiempo que otra cosa, en fin cosas del pesimista que lleva mi mochila jejeo.
Saludos no cantando, por si las moscas.

Soñadora dijo...

Querido Luis, efectivamente, encontré mi escape y descargo mi mochila a todo pulmón! jejee
Yo no creo que pierdas el tiempo escribiendo, lo haces muy bien, y te apasiona. Investigas, te empapas del tema , y lo haces muy bien. Tienes que creer más en tí .

Besitos cantados!

Paqui dijo...

Cuando hacemos algo que realmente nos gusta, no nos pesa el trabajo que cueste y aun llegando arrastrando los pies, terminas con energías renovadas, lo se por experiencia.
Un beso.

Soñadora dijo...

Paqui, que necesario es tener una actividad así en nuestro día a día!
Besitos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...