jueves, 3 de julio de 2008

EN PAZ (AMADO NERVO)

Muy cerca de mi ocaso
yo te bendigo vida
porque nunca me diste
ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos,
ni pena inmerecida.

Porque veo al final
de mi rudo camino
que yo fui el arquitecto
de mi propio destino.

Que si extraje la miel
o la hiel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel
o mieles sabrosas.

Cuando planté rosales,
coseché siempre rosas.

Cierto, a mis lozanias
va a seguir el invierno,
¡mas tu no me dijiste
que mayo fuese eterno!
Hallé sin duda largas las
noches de mis penas,
mas no me prometiste
tu solo noches buenas,
y en cambio tuve algunas
santamente serenas....

Amé, fui amado,
el sol acaricio mi faz.
¡ Vida nada me debes!
¡ Vida, estamos en paz!

5 comentarios:

José dijo...

¡Qué bonito poema! Me recuerda bastante a la canción de "A mí manera" ("My way"), la que cantó Frank Sinatra,"La voz", de manera majestuosa. Vienen a decir más o menos lo mismo, que parten con las cuentas saldadas. ¡Qué suerte poder decir eso al final de la vida!

soñadora dijo...

Asi es Jose, es bueno mantener siempre el alma en paz y poder sentir como dice el poema "vida, estamos en paz".

sol y luna dijo...

Me gusto mucho tu blog, esta lleno de esa nagia espiritual, que de manera parecida comparto contigo.Dios te bendice. Saludos de Sol y Luna, te invito a mi casa
http://sietesolyluna.blospot.com.
Caracas- Venzuela

Ernesto. dijo...

He disfrutado de tus trabajos y del conocimiento que encierran. También, cómo no, de tu compañía.

Un gran abrazo.

Soñadora dijo...

Y llegaste hasta el primer post, recuerdo con la ilusión que publique aquí mi poema favorito.
Gracias por el recorrido que has hecho, un fuerte abrazo Ernesto!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...